Casa de la Montaña
Nieve en Albergue turístico Casa de la Montaña

Tipos de habitaciones

La Casa de la Montaña es un caserón asturiano del año 1615 que fue rehabilitado como alojamiento rural en la modalidad de albergue turístico Categoría Superior ** desde 1987 hasta hoy.

La Casa de la Montaña oferta cuatro tipos de habitaciones:

  • 5 Habitaciones dobles con baño ( dos de ellas con cama de matrimonio)
  • 3 Habitaciones Triples Familiares con baño ( habitaciones dobles con una tercera cama para los niños )
  • 2 Habitaciones Cuádruples Familiares con baño ( Habitaciones con 4 camas )
  • 1 Habitaciones clásicas de albergue con baño, sin literas, de 5 plazas 

Las 11 habitaciones se distribuyen en dos plantas 

Habitaciones Num 1 a 6 en la primera planta. Con ventana o balcón al exterior 

Habitaciones Num 7 a 12 en la planta bajocubierta. Abuardilladas. Con ventana Velux en el techo 

La capacidad total de la Casa de la Montaña es de 50 plazas en 11 habitaciones. En tiempos de COVID 19 hemos reducido el aforo a 32 plazas, eliminando todas las literas.

TIPO NUMERO DE HABITACIONES
Habitaciones dobles 2 camas 5 habitaciones, de ellas 2 matrimoniales
Habitaciones triples 3 camas 3 habitaciones
Habitaciones familiares 4 camas 2 habitaciones
Habitaciones Familiares 5 camas 1 habitación
Habitación triple abuardillada

Zonas comunes

La planta baja de la Casa de la Montaña se distribuye entre oficina-recepción, cocinas, dos comedores y baños

Chimenea

Comedor

Comedor

Recepción

Acceso

Acceso

Comedor

Comedor

Zona verde y parking

La casa de la Montaña dispone de una área de más de mil metros cuadrados destinada a aparcamiento gratuito para nuestros clientes, una zona verde de descanso equipada con mesas de picnic y otra zona verde más amplia de juegos equipada con área de tiro con arco y polivalente con bancos de madera de exteriores.

La rehabilitación de la Casa de la Cueva

El antiguo caserón del año 1615, conocido en el Concejo de Onís como  Casa de la Cueva, fue rehabilitada profundamente en los años siguientes, con intervenciones para adaptarse a los cambios que el sector del  alberguismo turístico demandaba. Desde las prestaciones básicas de un  refugio montañero hace veintinueve años, a las comodidades de hoy,  hemos pasado por un largo trecho con inversiones constantes.

Más tarde,  tras la explosión del turismo en el espacio rural de los noventa, llegó  el momento de que los albergues se integraran en el mercado turístico, aspecto que hemos superado mediante una política de reinversión constante. Hoy, sin modestia alguna, podemos decir que la Casa de la  Montaña es una clara referencia en el sector alberguista asturiano y en  el segmento del turismo de montaña. Nuestra trayectoria ha merecido  varios premios y menciones ( Excelencia y Calidad Turística en 2001, pioneros en nuestro sector, en 2005 ), lo que nos compromete a seguir en  la misma línea de trabajo y dedicación.